Conflicto

“entender el cambio y el conflicto no ya como

desviación de un sistema “normal” y equilibrado, sino como características normales y

universales de toda sociedad”

La fuerte desvertebración social, la pérdida de los referentes tradicionales de clase, el debilitamiento del tejido social y asociativo, explican los numerosos ejemplos de explosiones sociales, de enfrentamientos sociales de corte individualizado, o de enfrentamientos sociales entre sectores que entran en una competencia fundamentada en identidades impenetrables (“El otro” como motivo del conflicto social). Emerge una nueva idea que clarifica estas nuevas formas de conflicto social y que también nos ilustra en la nueva dimensión de la dualización. Nos referimos a la idea de “vulnerabilidad” que viene a expresar una situación emocional de malestar cultural en el que toda esperanza de movilidad social ascendente es ajena a su propia voluntad, de superación de su condición social de frágil calidad de vida, es contemplada como extremadamente difícil de superar; o mayor aún en el que se visualiza el riesgo a una movilidad social de vuelta atrás, descendente, y de empeoramiento, por tanto, de sus actuales cotas de calidad de vida. Precisamente el referente cercano de los colectivos ya atrapados en la “infraclase” se representan de forma proyectiva como amenazantes culpables de esa posibilidad.

El conflicto social tiende a la división de la sociedad en bandos, clases, instituciones

y grupos competitivos en luchas por el poder (económico, político e ideológico). El

orden social depende de la naturaleza de esta lucha y del sistema de fuerzas que se

establece entre sectores dominantes y sectores dominados, es decir, el conflicto

social mismo posee una estructura

La contienda entre los diversos sectores conduce al cambio, que es universal y

permanente: el cambio social es la constante en la condición humana, éste se

experimenta gracias a la coexistencia de los diferentes intereses, los cuales, en su

dialéctica, engendran nuevas realidades que, a manera de síntesis, se perfilan

históricamente como tesis a ser falseadas desde antítesis que a su vez construyen,

desde la actuación humana, nuevas síntesis que experimentan este mismo

movimiento dialéctico

El conflicto

implica, entonces, cambios en las formas de vida, reestructuración/ reconstrucción dentro y

del sistema sociocultural

Translate »
Redimensionar imagen